El congreso de carnaval y el entusiasmo carnavalero


Hace unos días saltaba en este periódico la noticia de la no celebración del segundo congreso de carnaval en La Bañeza, a pesar de existir una partida económica en los presupuestos municipales del presente año. Bueno, después hubo explicaciones por parte del alcalde y del concejal de Hacienda y en esas estamos, aunque el catedrático de la Universidad de León, José María Balcells expresó también sus dudas y extrañezas por la tardanza en convocarse.

Así y todo, ¿a quién le interesa otro congreso de carnaval en La Bañeza? Porque…, vistos los resultados del anterior, yo creo que le interesó más a los foráneos que a los propios carnavaleros de dentro, que hoy claman (y con razón, oiga) por la celebración de un nuevo evento académico y cultural sobre las raíces de la fiesta,

Como decía mí suegro: “Quisió” (cuya traducción literal viene a ser ‘qué sé yo’). Y así están las cosas, después de haber pasado cuatro años (en esta semana se cumplen) de la primera edición. Yo no voy a entrar en críticas y en defensas al Ayuntamiento de La Bañeza. Faltaría más. Ya tiene este estamento suficientes defensores y doctores que lo sabrán contestar.

Lo cierto es que aquella decisión tomada en la primera edición de celebrar un congreso cada dos años, ha quedado en agua de borrajas. Al menos, de momento. Yo sólo puedo recordar aquella semana del puente de la Constitución y de la Inmaculada del año 2006, en la que vibrantemente se celebró por primera vez en España un completo y documentado Congreso Nacional sobre el Carnaval Bañezano, organizado por la Concejalía de Cultura del Consistorio bañezano y la Universidad de León (con el catedrático de Literatura, José María Balcells como director), con la coordinación de la UNED (en la persona de su profesor Jorge Vega).

Junto a una serie de ponentes de la calidad contrastada de los bañezanos Antonio Colinas y la profesora Margarita Torres; así como varios representantes de las universidades de León, Cataluña, Canarias y Andalucía, juntamente con activos de los carnavales de Los Realejos en Tenerife, de Sitges en Barcelona, de Cádiz y de Ciudad Rodrigo, tuve el honor de pronunciar una conferencia sobre una de las figuras más importantes y emblemáticas de nuestro carnaval, como fue Encarna Rodríguez Martínez, ‘La Charra’, auténtica ‘corredora’ del carnaval y verdadera inventora e introductora de lo que es el Entierro de la Sardina actual.

Fueron jornadas memorables para un carnavalero como yo, que hube de pedir un permiso especial en el trabajo de redactor de La Crónica de León, para poder preparar y celebrar este congreso, de forma altruista, como son todas mis colaboraciones para con el Ayuntamiento, para con La Bañeza. Viví intensamente y muy de cerca aquellos cinco días en los que el carnaval bañezano se hizo académico, se hizo literatura, se hizo música, se hizo historia.

Fue el carnaval reconstruido, dado la vuelta del forro para fuera, con el fin de saber de dónde ha llegado esta tradición de la que los bañezanos somos verdaderos maestros, verdaderos profesores en su puesta en escena, en su desarrollo estético y de divertimento, comparado con otros de toda España, cuyos perfiles son distintos y complementarios. Pero…

Siempre tiene que haber un pero, un sin embargo. Fueron apenas una veintena los inscritos en el congreso, con todos los créditos y acreditaciones universitarias, para participar activamente en el congreso. Estos asistieron a todas las sesiones, como era preceptivo. Mientras que los ‘oyentes’, los que podían asistir de forma gratuita, brillaron por su ausencia durante las ponencias y recreaciones audiovisuales del nuestro y de otros eventos carnavaleros propuestos por el congreso. Solo se salvó el concierto de La Charra, o el de chirigotas de Cádiz, cuyas canciones casi llenaron el salón de actos del centro cultural Infanta Cristina de La Bañeza en el primero de los casos y mucho menos en el segundo.

No señor, no se vio en ningún momento ese entusiasmo carnavalero del que tanta fama tenemos los bañezanos. Muchos de los ponentes, muchos de los conferenciantes, de los invitados de fuera, de los organizadores, de los coordinadores comentaron negativamente la falta de presencia física de grupos carnavaleros y gente de por libre en la práctica totalidad de las sesiones, en unos días en los que no había que ir a trabajar o al Instituto por ser ‘puente constitucional e inmaculado’. Algo que tuvimos que disculpar los bañezanos y los representantes municipales como buenamente pudimos.

Por eso, ahora, cuando oigo tantas voces exigiendo (con toda la razón, oiga) la celebración del segundo congreso de carnaval en La Bañeza, espero que se vean también, en presencia física, cuando sea su celebración, si es que se lleva a cabo algún día. Que esa es otra, compañeros. Quisió si será factible.

 

Fuente: Polo Fuertes / Ibaneza.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: