Aquelarre y tambores para invocar a Don Carnal


Alrededor de 25.000 personas acudieron ayer a la capital bañezana para disfrutar de la Noche Bruja.

Uno de los emblemas del carnaval bañezano con más fama, la noche ‘más bruja’ de León, cumplió ayer sus primeros 25 años y lo hizo con una fiesta que comenzó minutos antes de las 12. Así, para celebrar el cumpleaños de esta noche que aún es joven, una gran masa de disfrazados, especialmente brujas y magos, protagonizó un aquelarre para atraer al espíritu de don Carnal y dar el pistoletazo de salida a uno de los eventos ‘estrella’ de las carnestolendas de La Bañeza.


Con una ‘batukada’ que contó con la participación de un grupo de un centenar de aficionados a la música, voluntariamente dispuestos a hacer sonar los tambores, el espectáculo de luz y música sirvió para llamar a las brujas dispersas por las calles de la ciudad antes de dar paso a la noche de desenfreno, disfraces, bromas y lo que la excusa de la careta permitió a la luz de la luna.
Las cifras apuntaron a 25.000 las personas que se juntaron anoche en La Bañeza en la primera Noche Bruja con Interés Turístico Nacional, un dato aproximado previsto por el Ayuntamiento, si bien la ciudad parecía un hervidero de gente que llegó desde distintos puntos de la provincia y desde regiones limítrofes con el único propósito de no perderse uno de los eventos del carnaval bañezano más llamativos.
Durante toda la tarde a la estación de autobuses llegaron vehículos procedentes de numerosos destinos cargados de gente para la juerga. De hecho, desde León se reforzó el número de coches de línea con destino a La Bañeza, además de los miles de personas que acudieron en sus medios de transporte particulares, llegando a colapsar las calles del extrarradio de la ciudad.
Sin embargo, para los que no pudieron disfrutar de los encantos de la noche, los más pequeños tuvieron su espacio en el desfile de carnaval infantil. El cortejo contó con una veintena de grupos, seis carrozas y un millar de disfrazados desde Bob Esponja o los clásicos guerreros, príncipes y princesas hasta trajes más curiosos como caracoles, pingüinos u hormigas, si la idea para esta ocasión era salir a la calle metido en la piel de algún animal.
A pesar de ser el día de los niños, con un desfile especialmente pensado para ellos, hay bañezanos que nunca pierden ese espíritu infantil y menos si es en carnaval; así, al cortejo se sumaron muchos padres y otros adultos para los que la mascarada no tiene un paréntesis entre el domingo y el martes para ir cogiendo fuerzas para la Noche Bruja y la jornada de hoy, el día grande de las carnestolendas bañezanas.

Fuente: La Crónica de León.

Anuncios

One Response to Aquelarre y tambores para invocar a Don Carnal

  1. unaquepasaba dice:

    Sin duda, los mejores carnavales de mi vida!! La de gente que me encontré!! 😀 QUIERO REPETIR YA!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: