El disfraz de acero del Carnaval pesa 23.000 kilos


Sin disfraces ni noche de brujas pero con el ánimo festivo rebosante, la plaza del Carnaval ya cuenta oficialmente con una escultura que la representa. El monumento a esta tradicional fiesta de la ciudad, que además desde este año cuenta con el título de Interés Turístico Nacional, es obra de Antonio Odón Alonso, quien definió la escultura como un sueño. «Primero hay que imaginarlo y este proyecto comenzó en 1995 sobre una servilleta». Al año siguiente, el mismo boceto, que ayer se inauguró en tres dimensiones, fue el cartel de las fiestas. «Del papel se pasó a los pines y unas pequeñas esculturas que se regalaban», destacó Alonso, quien se mostraba enormemente emocionado al ver su sueño hecho realidad.

Más allá de los que artísticamente significa la obra está su valor simbólico. «Es la unión de los dos opuestos, la noche y el día, la anarquía que representa el carnaval, que cuando se unen consiguen la armonía». La obra, que mide algo más de cinco metros y esta tallada en acero inoxidable y acero cortén, pesa veintitrés tonelada. En su conjunto es un elogio a la fiesta pagana por excelencia, pero también a La Bañeza. Las torres del Ayuntamiento y de la Iglesia de Santa María, configuran la cabeza de la escultura que es una cara sonriente. «Hasta en este punto la obra está bien pensada», argumento José Miguel Palazuelo, alcalde de la ciudad, quien añadió que «estas dos torres también encarnan a las dos instituciones más criticadas por el carnaval, la iglesia, y el poder civil», destacó Palazuelo. El alcalde también tuvo palabras de agradecimiento para el artista que «ha sabido conjugar a la perfección el pasado, el presente y el futuro del carnaval».

No queda ahí todo su valor simbólico de forma que, el monumento está orientado de tal manera que cada cierto tiempo el sol entrará por los ojos de la cara el martes de carnaval creando un bonito espectáculo en la plaza homónima a la fiesta. «Son veintitrés toneladas que nos sobrevivirán a todos», respondió orgulloso Odón Alonso. La escultura tiene un valor añadido y es que el monumento ha sido trabajado por los alumnos de la escuela taller , capitaneados por Gaspar Martínez. «Este es un homenaje a todos los carnavaleros», anunció Palazuelo, quien prometió una fiesta para todos ellos. «El carnaval es la juerga mejor desorganizada», finalizó el alcalde, quien también sufrió una graciosa ‘carnavalada’ en el momento de descubrir la placa inaugural, con tal suerte de que la chapa se cayó en el instante de ser vista por el público expectante, quien despidió el acto de la mejor manera posible, con una sonrisa al espíritu del carnaval.

Fuente: Diario de León. Fotografía: Jesús F. Salvadores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: