Nocturno de carnaval


Ya suenan bombos, fanfarrias, / trompetas, saxos, enredos, / músicas de mil colores, / maracas en desconsuelo. / Que nos pilla el carnaval, / el carnaval de mi pueblo.

Que no falten a la cita / la fantasía y los sueños, / las máscaras y los disfraces, / la imaginación en vuelo. / La Bañeza es carnaval, / es carnaval y del bueno, / donde las brujas no duermen, / ensayando los mil vuelos / de sus escobas motoras / por las noches de los sueños.

“Rompiendo los viejos moldes / de lo que es nuestro antruejo, / la auténtica y vieja farsa / del carnaval de mi pueblo”. / Fotografía perteneciente al archivo particular de Polo Fuertes

Hay que pintarse la cara, / hay que rasgar los mil velos, / hay que pegar lentejuelas / en los rabos de los perros, / hay que soltar serpentinas / y confetis desde el cielo, / donde ilusiones esconden / poesías y requiebros.

Veo pasar el desfile, / veo pasar el cortejo / al ritmo de las charangas / de músicas y de estruendos, / mientras estrujo los puños, / me hago daño en los dedos / y muevo mis torpes piernas / pisoteando recuerdos / de mis años de ilusiones / y de numeritos sueltos, / del carnaval prohibido, / de los desfiles corriendo / en busca de libertades / muy soñadas a lo lejos.

Veo carrozas y bailes, / cabalgatas a lo lejos, / desfiles de carnaval, / que ellos solitos nacieron / a golpe de libertades / que conquistamos al viento / en grupos de mil colores, / en grupos carnavaleros. / O de aquella Noche Bruja / que robamos al antruejo, / a la imaginación perdida, / a la helada y los luceros. / Después llegó la de Chispas, / chispas en chisporreteo, / tocados de mil pamelas / y de otros tantos sombreros. / Mientras se alargan los días / de fuegos, dioses y sueños, / poniendo la fantasía / como reclamo certero.

Ay carnaval bañezano, / ay carnaval de mi pueblo. / La imaginación se ha roto / como los quesos de agujeros / y aquella Noche de Brujas, / de las brujas y los sueños, / de fantasía y locura, / de sinfonías y juegos / es ya sólo un botellón / que se rompe en mil espejos.

Menos mal que aún nos queda / el sábado mañanero, / sabadito de mercado / de risas, soles y puestos. / Miles de bañezanos, / los nuevos carnavaleros, / desentierran ilusiones, / imaginaciones, retos / y el sábado de mercado, / mercado viejo y eterno, / se hace juerga en los rincones, / en las calles cachondeo, / rompiendo los viejos moldes / de lo que es nuestro antruejo, / la auténtica y vieja farsa / del carnaval de mi pueblo.

Y el Miércoles de Ceniza, / cuando despierten los cuervos, / se oyen músicas nocturnas / que me llaman a un entierro / de la sardina burlona, / que me llama desde dentro / a un nocturno de escabeches, / de vino, salmos y rezos, / coplas que se van cantando / a un último sentimiento.

Luego sueño que me entierran / y me asusto y me despierto.

 

Fuente: iBaneza.es / Polo Fuertes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: