La Pócima del Carnaval


Artículo publicado en el Programa de Carnaval 2013.

 

Durante unos días, todas las penas, alegrías y rutinas, del año se verán concentradas en una dosis de colorido y diversión, que resulta ser la medicina más poderosa con la que cuenta La Bañeza. Una droga inmaterial, que cura de manera infalible, la espera anual por explotar de ganas de ser uno mismo y encarar con entusiasmo la llegada de la primavera. Un remedio al que La Bañeza y Comarca son adictas. Una adicción al Carnaval.

Y es, con esta pócima carnavalera, con la que contamos como antídoto a la tan contagiosa enfermedad que nos trata de invadir durante los últimos años, que algunos llaman crisis.

Encaremos todos de la mano de don Carnal, a ese virus, arrinconándolo y no dándole tregua, para que sepa -el muy cobarde- que con nosotros no puede; que si somos capaces de reírnos de nosotros mismos, que imagine como nos podemos mofar de los que tratan de arrancarnos nuestras ganas de ser felices y de disfrute. Que no venga al paraíso de la diversión a aguarnos la fiesta, y que no nos hable de Democracia, cuando es en el Carnaval de La Bañeza donde verdaderamente se aplica el Poder del Pueblo, el desorden organizado que siempre sale perfecto.

Un acto del pueblo, para el pueblo, que no necesita de dineros, ni de premios, ni de concursos, ni de certámenes, ni de nada. Sólo necesita de nosotros mismos. Me río yo de esos pobrines que todo lo alzan a golpe de talonario para pasarlo bien y organizarse. Y me quito el sombrero ante todas las generaciones, unidas por este Antruejo, que saben hacer volar su imaginación para hacer de tripas, corazón. Y de crisis, Carnaval.

Sigamos con todas esas iniciativas que saben cómo combatir la dolencia del pesimismo, manteniendo el principio activo del cachondeo y del arte del teatro, que ve en nuestras carnestolendas, su raíz más básica.

Salgamos a la calle, y seamos, una vez más, nosotros, como unidad y conjunto. Y recordemos, que si somos capaces de hacer brillar esta vega durante varios días, somos capaces de hacerla resplandecer durante toda una eternidad.

 

Fernando Otero Perandones.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: