Nunca es tarde para repetir


El primer desfile programado llena las calles con el color y la alegría de los trajes estrenados un año antes.

Después de más de un año en el armario ya era hora de que los disfraces que los carnavaleros bañezanos estrenaron el año pasado volvieran a lucirse por las calles de la ciudad. Ponerse el traje sólo una vez sabe a poco y así el primer desfile organizado del programa de la mascarada recupera los disfraces del año anterior porque nunca es tarde para repetir y menos si el Carnaval es el trasfondo y La Bañeza, el escenario.

El frío y la amenaza de lluvia dieron un respiro y no pudieron con el espíritu de la fiesta y sus protagonistas. Muy acordes con la época del año fueron los pingüinos del colegio Teleno, que pasearon también su carroza por las calles de la ciudad, desde donde algunas ‘aves’ de baja estatura regalaban confeti al público, que se volcó con el desfile.

No faltaron la brujas, ni las bailarinas ni las majorette. Tampoco Merlín, que incluso decidió hacer el recorrido en bici, ni los gatos de fantasía o los imponentes trajes de época. Además, la imaginación no falló en algunos disfraces, donde las bolsas de varios comercios de la ciudad sirvieron de tela para la ocasión. Los trogloditas también se acercaron hasta La Bañeza, repitiendo vestuario, eso sí, porque lo novedoso de esta cita es precisamente eso. Además, la tuna, las tortugas ninja, los atrevidos pasajeros de una montaña rusa, una cárcel del oeste, un emblema del Carnaval gigante, e incluso un perro ‘azafata’ protagonizaron el desfile, donde lo realmente difícil era no encontrar a ‘Wally’.

La curiosa comitiva estuvo formada por más de cincuenta grupos, en su mayor parte locales y algunos llegados de otras localidades de la provincia, dieciséis charangas que pusieron calor a golpe de ritmo y varias carrozas, que siempre lucen el encanto de la mascarada. El desfile multicolor, donde no faltaron los espontáneos —parte de esta esencia de la mascarada bañezana—, partió de la calle Labradores y continuó por diversas zonas de la ciudad —calle El Salvador, Ramón y Cajal, Escultor Rivera o la plaza Mayor— hasta llegar de nuevo a la calle Vía de la Plata para despedir a la imaginación que se estrenó en el 2013.

La locura, más o menos organizada, duró alrededor de tres horas y volvió a dejar patente que el espíritu carnavalero es fiel a su esencia, que le mereció el título de Interés Turístico Nacional.

Fuente: Diario de León.

Pero que no cunda el pánico entre los más carnavaleros, que ésto prácticamente acaba de empezar y aún quedan por delante dos desfiles y el Entierro de la Sardina antes de despedir a Don Carnal y dar la bienvenida a Doña Cuaresma.

Los niños son los protagonistas del desfile que se celebra hoy. Las familias formarán la comitiva del Carnaval que recorrerá el itinerario desde la calle El Salvador a Vía de la Plata. El desfile infantil, el de la cantera de los futuros carnavaleros, saldrá a las 17.30 horas y dará paso a la mítica Noche Bruja, que se celebra en ek centro de la ciudad a partir de la medianoche.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: