El ejército multicolor de don Carnal


El gran desfile reúne a 70 grupos y ensalza a la Musa que recrea en las alas del vestido las torres de la plaza Mayor.

El confeti como única arma y sin contrario que abatir, más bien todos en el mismo bando, don Carnal presumió de ejército. Soldados de la mascarada y de la diversión, a los que el color, la imaginación y la alegría no se les resiste. La colorida comitiva, formada por 70 grupos, 18 carrozas con equipos de sonido y 20 charangas sacaron todo el ingenio del armario para abarrotar las calles de La Bañeza, que ya son expertas en servir de escenario a los fieles de Don Carnal.

La Musa, en la carroza más alta del desfile, llevó la inspiración del Carnaval. Ni el vestido ni las alas pasaron desapercibidas. Ellas encerraban el espíritu de la fiesta y la esencia de La Bañeza. Cada una recogía una de las torres de la plaza Mayor, la del Ayuntamiento y la de la iglesia de Santa María, ambas emblemas de la ciudad y que en más de una ocasión también han servido de inspiración para anunciar la llega de don Carnal. La carroza más alta lució con todo el alma de la mascarada.

Pero, además, desde falleras a brujas, el abanico de disfraces dejó el listón muy alto para futuros años. Las hadas salieron de los cuentos y los guerreros, los caballeros y princesas medievales dejaron las historias de los libros para desfilar por la ciudad. Junto a ellos romanos y marineros, pingüinos y esquimales, mariposas y pulpos. Entre tanta variedad también dieron ritmo y color al desfile los hippies y su moda de los 60, los moteros de la ruta 66 y su auténtico bar ambientado o los egipcios con más ritmo, y coreografía incluida, del antiguo imperio. Entre la locura no faltaron los espontáneos, ni la sátira. La ‘in-fanta’ naranja o el ‘clero’ animaron al público y sonrojaron a los más tímidos.

Doña Cuaresma asoma, pero ya se sabe que con el último acorde del Carnaval, la imaginación comienza a cavilar para el próximo año. El entierro de la sardina despedirá la fiesta hoy a las 20.30 horas, que dará paso al reparto de escabeche. Las plañideras agotarán sus lágrimas y la Peña de la Sardina entregará el premio del Certamen Nacional de Poesía Satírica.

Fuente: Diario de León.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: