El Carnaval llora a Polo Fuertes


Ayer La Bañeza y Comarca (y allende de ella) se cubría de tinta negra, por el fallecimiento de Leopoldo Fuertes Carracedo, conocido por todos como Polo Fuertes. El periodista no daba la noticia; la noticia, era el periodista.

Comencé a tener relación con Polo, cuando yo me iniciaba como fotógrafo en La Crónica de León, en los últimos año de Polo en la redacción, antes de jubilarse. Como bañezano, siempre me tendió la mano, y tuve la gran suerte de coincidir con él en bastantes noticias de las riberas del Órbigo, Tuerto, Duerna… Periodista todo terreno, un plumilla que no daba sentido a las palabras, era capaz de darle mucho más, Sentimiento.

Conocido por su afilado sarcasmo e ironía en sus columnas de opinión, Polo no dejó indiferente a nadie, describiendo La Bañeza y todas estas tierras como él las vivió, dejando un legado escrito de gran valor para su análisis.

Como carnavalero, decir, que su pérdida es infinita por ser uno de los auténticos, uno de los que lo corrieron desde sus inicios; y, el vivirlo en primera persona, unido a su forma de escribir, dejó patente en sus años de periodista, las mejores crónicas escritas sobre el Carnaval de La Bañeza, otorgándole la importancia que se merece, en una época donde el periodismo era un poquitín más de verdad que el de ahora, donde, en estos días, para dar importancia, hay que pagar.

Es en esos días Carnavaleros, donde Polo se sentía como un niño, y hasta hace unos años, no dejó de buscar cualquier disfraz para disfrutar de la fiesta bañezana por antonomasia. Estos últimos años, debido a su salud, no se enfundó más el disfraz, y como me solía decir “¡no me hables de Carnaval que se me ponen los dientes largos!” pero aún así, siempre terminaba hablando de Carnaval con él, alabando el nuevo resurgir del Sábado por la mañana, que era volver a las raíces de la tradición, escribiendo algo para CarnavaldeLaBaneza.com o diciéndome, “el Carnaval es jolgorio, fiesta, alegría, que la gente lo pase bien, y cada uno haga lo que le dé la real gana, pero con respeto”.

Pero si en algún momento vi a Polo como carnavalero, fue en el primer (y único, una pena no seguir estudiando esta tradición, tirón de orejas a los organizadores y Ayuntamiento de La Bañeza) congreso internacional sobre Carnaval “Tradición y Actualidad”, donde se impartieron unas conferencias hablando sobre el antruejo, su significado, su historia, su música…. y entre los oradores estaba Polo, hablando sobre La Charra, sobre como se corría el Carnaval en la época, dando apuntes y recordando sus propias vivencias, dándole una vez más Sentimiento a sus palabras, creando un ambiente, un espacio en todo lo que decía, y una magia en cómo lo decía.

Como bien reza ese estribillo burlón y picaresco, nacido de la pluma de Polo, que cada Miércoles de Ceniza entona La Bañeza:

Llorad hermanos, llorad,

llorad escamas y espinas,

que nadie nos va a evitar,

que enterremos la Sardina.

Polo, hoy La Bañeza te llora a ti.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: